Boletin Informativo - Comunidad Ciudad de Dios

Número: # 00004
Junio de 2006

| Portada  | Discurso del XXVIII AniversarioPrograma de Niños de Ciudad de Dios | Pentecostés 2006 | PubliReportajes | Calendario Comunitario | Formato de Impresión | Ediciones Anteriores | Enviar Sugerencias |

En este XXVIII Aniversario Ciudad de Dios:
"...Obedeceremos y Haremos todo cuanto ha dicho Yahvé..."


VIDA COMUNITARIA:

DISCURSO XXVIII ANIVERSARIO

27 de Enero de 2006

Bayardo Reyes.

Don Bayardo Reyes
Buenas noches hermanos: Esta noche damos inicio a las celebraciones del 28 aniversario de nuestra comunidad CDD. Y digo el inicio por que el día de hoy tendremos lo que hemos llamado Ceremonia del 28 aniversario y mañana será la fiesta de la celebración de toda la comunidad aquí en la Sede. Los Coordinadores hemos creídos que el discurso que les di a los miembros de Compromiso Completo seria de gran provecho para todos los miembros de la comunidad, así es que comienzo diciéndoles que.

El año pasado me despedí de todos ustedes como Coordinador Mayor, pensando que ese sería mi último aniversario en ese cargo. El Señor dispuso que siguiera llevando un rato más la honrosa carga de servir a mis hermanos y las elecciones se pospusieron para el próximo mes de Marzo. Hoy me despido de nuevo agradeciendo una vez más al Señor y a ustedes todas las bondades que han tenido conmigo. No tengo ningún reparo en repetir, porque también las oraciones del Rosario se repiten una y otra vez y yo quisiera que este Discurso no fuera más que un rosario de alabanzas y acción de gracias:


    * Alabar y bendecir al Señor por el privilegio de haberme llamado a su servicio, en este tiempo y en este país.

Por la dicha de haberme llamado a servirlo en este trocito de su Iglesia llamado Ciudad de Dios, rodeado de tantos y tantos hermanos y hermanas que me quieren y que han demostrado amarme con sincero corazón. Ni los grandes de este mundo pueden darse el lujo de tener una familia como esta que yo tengo.

Y gracias especialísimas por haberme regalado a mis hermanos Coordinadores que con su sabiduría y entrega me han permitido ocupar una posición para la cual no estaba humanamente preparado. Con un grupo así es muy fácil presidir el cuerpo de Coordinadores. Ante ellos y ante toda la comunidad, y contando con su ayuda, hoy renuevo mi compromiso completo total e incondicional con cada uno de ustedes, con la Ciudad de Dios y con el Dios de la Ciudad que lleva su nombre.

Compromiso de Niños
Continuaré sirviendo a mis hermanos con el mismo entusiasmo de siempre, desde cualquier cargo que ocupe y en todo aquello que mi Rey y Señor mande, a tiempo completo y hasta el último minuto de mi vida.

En la EDE estamos pasando de los lideres fundadores al nuevo liderazgo que va surgiendo. Queremos mostrarle al mundo entero, que este salto no sólo es inevitable, sino posible y conveniente. Que la obra en que estamos metidos es más grande que nosotros mismos y que los que un día fuimos oportunos no somos necesarios.

La elecciones de este año marcarán el fin de nuestra etapa fundacional. Y no es un salto fácil. Pero yo creo que con la transición de Chale a Bayardo - dos personas tan diferentes en todo hemos probado que la comunidad a caminado en orden durante mi servicio de Coordinador Mayor, por que cuando se tiene la unidad de mente y de corazón que existe entre nuestros Coordinadores y una adecuada redistribución de funciones conforme a las necesidades de la comunidad y los carismas de las personas, hace posible que cualquiera de los Coordinadores Permanentes pueda ocupar el cargo de Coordinador Mayor sin tener que ser una fotocopia del anterior.



El Señor ha tenido la gentileza de darnos a entender que la Ciudad de Dios seguirá estando allí cuando los fundadores ya no estemos. Y cuando las nuevas generaciones nos recuerden como mucho mejores de lo que en realidad fuimos y quizás hasta inventen acerca de nosotros cosas maravillosas que nunca hicimos; porque el amor hace cosas así y con el tiempo sólo recordamos el lado bueno de las personas que amamos.

Nuestros documentos Constitucionales, señalan que en el proceso a seguir en las elecciones de un Coordinador Mayor deben participar el Cuerpo de Coordinadores y los Miembros de Compromiso Completo. La manera de lograr esta doble participación es que los Coordinadores proponen a la Comunidad unos Candidatos, escogidos de entre sus Coordinadores Permanentes, y los miembros de Compromiso Completo eligen al Coordinador Mayor mediante voto secreto.

En la Ciudad de Dios los Coordinadores Permanentes son: Carlos Mántica, Bayardo Reyes, Wilfredo Martínez, Julio Flores, Gonzalo Cardenal, Danilo Solórzano y David Pereira

Compromiso Adolescentes
De entre estos siete Coordinadores Permanentes, el Cuerpo de Coordinadores ha eliminado como candidatos a Carlos Mántica y a Bayardo Reyes, precisamente para facilitar la transición, a fin de que mientras vivan puedan con su experiencia servir de apoyo al nuevo Coordinador Mayor, quien podrá aliviar sus cargas delegando en ellos algunas de sus funciones. En otra oportunidad hablaremos más ampliamente de nuestras elecciones.

Hoy quisiera abordar un tema más apropiado a esta celebración de Aniversario. Es por eso que esta noche, al clausurar mi período como Coordinador Mayor, quiero centrar mi último mensaje en lo que hoy nos está diciendo el Señor.

LA GUIA PROFÉTICA

La Ciudad de Dios nace en obediencia a una guía del Señor: Su llamado a construir una Muralla..

A lo largo de 28 años El Señor nos guía, nos alienta y nos protege, a veces espectacularmente, revelándonos sus planes y deseos.

Para quienes asistimos a la reciente reunión del Consejo Regional Iberoamericano en Quito, Ecuador fue un gran consuelo el comprobar que una vez más, y después de un largo tiempo de silencio, el Señor estaba guiando a la EDE como un solo pueblo. Al compartir la guía del Señor, como lo acostumbramos siempre, constatamos unánimemente que el Señor nos habla hoy de tres cosas:

1. De que este es un tiempo de Gracia

2. Un tiempo de tribulación y de mucha guerra espiritual y, finalmente

3.  Nos llama a aceptar y reclamar su Alianza.

De estas tres cosas quisiera hablar ahora.

TIEMPO DE GRACIA

A primera vista parece contradictorio el que se nos hable a la vez de un tiempo de gracia y de un tiempo de tribulación y de mucha guerra espiritual.

Son contradictorios...

A no ser que se nos anuncie, como lo ha venido haciendo en muchas profecías, que a pesar de los tiempos que se avecinan y que ya están aquí, no debemos temer pues El está con nosotros y, fiel a sus promesas, nos guardará y protegerá con su amor. Dicho en otras palabras, que es precisamente porque corren tiempos difíciles, en los que inevitablemente estaremos inmersos, que hoy más que nunca necesitamos de su Gracia.

Que no es su voluntad el evitarnos las dificultades y sufrimientos que vendrán sino el darnos su favor para que los podamos vencerlos y atravesarlos en alegría, gozo y paz, como lo hizo ya una vez en el pasado durante 11 años, en los que a pesar de todo género de dificultades, no se perdió uno solo de los que nos había dado, no nos faltó nada y a pesar de las enormes dificultades, pudimos crecer y llegar a muchas personas y países dando siempre testimonio de alegría y de paz.

Por eso lo confirma el Señor diciéndonos:

Imagen Discurso
“Ciudad de Dios, tesoro de mi corazón, Yo te he anunciado días difíciles; pero hoy te anuncio también a la par de los mismos, un tiempo de gracia, un tiempo de gracia abundante para mi CDD.

Vendrán días donde reine la tristeza,

pero tu tendrás alegría.

Vendrán días donde reine el hambre;

pero tu tendrás abundancia CDD.

Vendrán días donde las naciones te gritarán dichosa y bienaventurada porque has encontrado gracia a los ojos de tu Señor, por que yo he decidido CDD ponerte al frente de la lucha de mi pueblo.


Viene un tiempo de gracia abundante en medio de la oscuridad...., hoy quiero que me pidas todos aquellos dones como nunca antes has tenido. Te quiero fuerte y unida, te quiero decidida incluso a resucitar muertos... 

Pero ¿Qué significa para nosotros ese tiempo de gracia? ¿Qué podemos esperar de El Señor de las Promesas?

Si intento una respuesta posiblemente me quedaré corto, porque El Señor siempre ha ido más allá de nuestras expectativas y está dispuesto a darnos mucho más de lo que nos atrevemos a pedir.

Por eso voy a centrarme únicamente en el significado de la palabra Gracia.

“Una gracia es un bien que se nos da gratis. Algo que no podemos esperar como pago a nuestra buena conducta, o como fruto de nuestro propio esfuerzo sino de algo que brota enteramente de la benevolencia del Señor nuestro Dios.”

Si aceptamos ese significado, el tiempo de gracia lo hemos empezado ya a experimentar:

* Gracia, pura gracia, son los frutos de conversión en nosotros mismos.

Yo no recuerdo ningún momento de nuestra propia historia en el que al levantar la vista en una Asamblea haya podido ver a todo un pueblo claramente enamorado de su Señor y unido entrañable a Él.

Un pueblo que se ha congregado para orar, pero que ora también de una manera personal e íntima porque tiene una sólida vida de oración y de unión personal con Cristo.

Gracia, pura gracia, son los frutos de conversión y de crecimiento que observamos en todos nuestros miembros y que no podemos atribuir a nuestro trabajo pastoral solamente, porque van mucho mas allá.

* Gracia, pura gracia, son los frutos de conversión que recogemos en nuestros retiros y programas.

* Recientemente tuvimos una reunión los Coordinadores con nuestros Adolescentes de toda la Comunidad y tuvimos la alegría de palpar la gracia de Dios en sus testimonios de conversión y sus relaciones amorosas entre ellos.

* Tanto en Nicaragua como en el extranjero somos los primeros en asombrarnos de los frutos de nuestros Retiro en donde el poder de Dios se manifiesta a través de cualquiera de nuestros miembros sin distinción de sexo, edad o experiencia y donde las verdades eternas penetran hasta lo más profundo de los corazones, las diga quien las diga, y sin envolturas de oratoria.

* Gracia, pura gracia, es la avalancha de jóvenes que asisten a esos retiros y que ingresan a nuestra comunidad sin que hayamos hecho nada especial por atraerlos.

* Gracia pura gracia es lo que vimos en Montelimar 2005 cerca de 700 jóvenes de toda la región Iberoamericana gritaban “Envíame a mí Señor “

El Señor nos ha dicho que debemos estar abiertos a ver y hacer cosas que no hemos visto ni hemos hecho hasta hoy.

“Quiero que estés dispuesta CDD a usar mi poder como nunca antes lo has usado, como ni siquiera lo has pensado. Hoy quiero que me pidas todo aquello que necesitan; pero quiero que estés dispuesta a usarlo, porque Yo te lo voy a conceder.”

Basados en estas promesas del Señor es que tomamos autoridad en la asamblea del jueves 13 de Octubre sobre el huracán Beta que venia sobre Nicaragua, sin saber que en las asambleas de los sectores de Carazo y Masaya también estaban tomando autoridad, y que en el sector de Masaya habían recibido una profecía de la que leeré solamente un trozo. Decía así:

“¿Cual es tu preocupación? El huracán que viene sobre ustedes, si me lo pedís de corazón te voy a demostrar que soy capaz de hacerlo rocío sobre ustedes...” 

Y esto fue lo que sucedió: el huracán se disolvió y solamente tuvimos un rocío. Nuestras oraciones y la de muchos cristianos en Nicaragua fueron escuchadas

Hoy se nos abre la posibilidad de iniciar programas juveniles en las parroquias que servimos en Managua, solicitud que ya estamos estudiando porque serían una de esas cosas que no hemos hecho hasta hoy, ni soñamos poder hacer jamás.

* Gracia, pura gracia, son las instalaciones materiales con que contamos hoy y las nuevas construcciones que ya se han iniciado, justamente en el momento en que Nicaragua atraviesa una de las crisis económicas más serias de su historia. Y todo ello sin costar a sus miembros un sólo centavo.

Son instalaciones que como expresamos ya alguna vez multiplican nuestras posibilidades de llegar a muchos miles de personas, y de servir a instituciones y movimientos cristianos que las están necesitando. De Enero a Octubre de este año 2005, tuvimos 21 retiros a pesar de las limitaciones por el uso del local para nuestras asambleas. Como dije antes, el Señor siempre va más allá de lo que nos atrevemos a pedir y todavía no tenemos idea de todo lo que hará gratuitamente y a pesar de no merecerlo.

El segundo elemento de su guía profética es el de una intensa

GUERRA ESPIRITUAL

El Demonio que nunca duerme y que siempre anda rondando para devorarnos ha sido desde el inicio de la Comunidad un enemigo con quien hemos tenido que lidiar continuamente. Cada uno de nosotros conoce las áreas donde quiere dominarnos y conocemos también las armas de ataque y de defensa.

Nos preguntamos entonces qué tiene de nuevo la guerra que nos anuncia el Señor. Y yo creo que su novedad consiste en dos cosas:

1. En La Intensidad de esa guerra.

Cada vez que el Espíritu Santo incrementa su acción el Demonio responde con renovada furia. Hoy vivimos un tiempo de gracia para toda la Iglesia pero también un tiempo de juicio sobre la Iglesia y sobre el mundo entero. Es justamente el momento propicio para que el Demonio se ensañe sobre los desprevenidos.

A veces me pregunto si incluso detrás de los desastres “naturales” que hoy sufrimos tantos y tantos países, las guerras y genocidios, los asesinatos atroces no debemos ver agazapado el rostro del Demonio.

Por eso nos previene diciéndonos:

“Hoy los llamo a que se protejan entre ustedes. Hoy los llamo a que permanezcan totalmente unidos en todo sentido pues les dije que van a ser atacados de todas maneras”.

“Hoy los llamo a que se hagan fuertes, Hoy los llamo a que permanezcan unidos, los llamo a dejar la murmuración”.

“Hoy los estoy llamando a protegerse; a no escuchar, a no repetir las cosas malas que oigan de ustedes a fuera o adentro de mi pueblo”.

“Miren que van a ser atacados, miren que van a ser sacudidos, necesitan protegerse”.

“Háblenle al pueblo de la oración y del ayuno; instrúyanlo, ayúdenlo, pero aquel que no quiera retírenlo, pues por unos pocos que permanezcan indolentes van a ser afectados muchos”.

“Hijos míos Yo los estoy llamando a que se sellen a partir de hoy, a que se protejan a que continuamente estén orando y ayunando el uno por el otro. No temas CDD, más tus murallas se estremecerán, tus pilares querrán ser derribados, más la batalla está ganada desde el principio, porque Yo tu Padre y Señor está contigo”.

De Manera especial desde el año pasado el Señor nos esta alertando sobre la guerra contra nuestros hijos y contra nuestras familias a quienes debemos proteger, presentárselos y llevarlos diariamente a los pies del Señor.

Por eso nos esta previniendo:

“Si te dieras cuenta Ciudad de Dios hacia donde se quiere llevar el enemigo a tus hijos te llenarías de terror y de horror y llorarías junto con ellos, por eso te pido tráeme a tus hijos y a los hijos de tus hijos, congrégalos alrededor Mío y proclámales mi Palabra”.

“Háblales a tiempo y a destiempo predícales mi Palabra, pero también predícales con el ejemplo”.

“Ora y ayuna por ellos y también el marido por la esposa y la esposa por el marido pues el enemigo no solo quiere destruir a tus hijos sino que también los quiere destruir a ustedes”.

“Quiere meter pleito entre marido y mujer, entre hijo y padre, entre hija y madre”.

“Por eso mi pequeña Ciudad de Dios, Pueblo de mi amor te pido que me traigas a tus hijos mira que todavía estas a tiempo, no dejes que el enemigo ni el mundo te los arrebate”.

Curiosamente en una Asamblea reciente el Señor nos recordaba que a cada uno de nosotros nos ha dado un Ángel de la Guarda y nos llamaba a conocerlos y reconocerlos, a contar con su protección y ayuda.

2. Pero sobre todo yo pienso que la radical novedad en esta Guerra está en la fuerza del principal el aliado e instrumento de El Demonio que es El Mundo.

Hoy es a través de el Mundo que el Demonio nos tienta, nos vence y esclaviza como nunca antes en la historia.

Es por eso que en nuestro Curso de Nuevas Realidades decíamos que no esperemos encontrarnos con el Demonio cara a cara. Porque se esconde detrás de las máscaras más atractivas que nos presenta el Mundo.

Del mundo nadie se corre.

Al mundo nadie le teme.

Tenemos que aprender a exorcizar al Mundo.

A estar en el Mundo sin ser del Mundo y sabiendo que el Mundo nos odiará por Su causa.

En una profecía del 3 de Nov. Recién pasado nos decía el Señor:

Ciudad de Dios hoy te llamo a que vivas radicalmente opuesta a lo que este mundo vive,. Hoy te llamo a que vivas con sobriedad y humildad, y que vivas y actúes con sencillez, que tu hablar, tu vestir y tu comportamiento sea sencillos y humildes para que sean luz para este mundo... 

Las armas para eso también las conocemos y sólo los exhorto a usarlas sin menospreciar el daño que el mundo está causando en todas nuestras familias y en cada uno de nosotros.

LA ALIANZA

Durante la reciente reunión del Consejo Regional Iberoamericano tuvimos la gran alegría de constatar que aunque no todos la entiendan de idéntica manera, todas las comunidades de nuestra Región aceptan como una realidad el que Dios ha pactado una Alianza con La EDE y con cada una de las comunidades que la integramos.

Durante la Asamblea de Clausura del consejo regional fuimos más allá y reclamamos la Alianza del Señor con todas nuestras comunidades.

En este discurso quiero dejarles algunos elementos sobre la Alianza a meditar.

En las Florecíllas de la Ciudad de Dios nos cuenta Chale que el Domingo 20 de Junio de 1976 El Señor le mandó trasladarse inmediatamente a Granada junto con su Grupo, sin decirle a dónde, por qué o para qué; y cómo después de sucederles muchas cosas largas de contar, se encontró en el Colegio María Auxiliadora de Granada. Sin saberlo él, que El Señor había ordenado a Dña. Chita Martínez, una mujer muy santa de Chinandega, viajar a Granada (por primera vez en su vida ) para llevarle un mensaje aun tal Chale Mántica. Una amiga lo identificó y entonces Doña Chita se plantó muy solemnemente frente a él y abriendo la Biblia leyó:

1 Pedro 2:9-10.

Ustedes son linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido, para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz, admirable. Ustedes que en un tiempo no eran pueblo y que ahora son el Pueblo de Dios, de los que antes no se tuvo compasión, pero ahora son compadecidos.

Esto fue antes que naciera la Ciudad de Dios. Hermanos ya existíamos en el corazón del Señor como pueblo de Dios.

Eran las misma palabras de alianza del Señor con Abraham:

Deuteronomio 7:6

Porque tú eres un pueblo consagrado a Yahveh tu Dios; él te ha elegido a ti para que seas el pueblo de su propiedad personal entre todos los pueblos que hay sobre la haz de la tierra.

No porque seáis el más numeroso de todos los pueblos se ha prendado Yahveh de vosotros y os ha elegido, pues sois el menos numeroso de todos los pueblos; sino por el amor que os tiene....

Y de la Alianza del Señor con Moisés:

Ex. 19:5 Ahora pues, si de veras escucháis mi voz y guardáis mi alianza, vosotros seréis mi propiedad personal entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. " Estas son las palabras que has de decir a los hijos de Israel.»

Será un año después durante el Retiro del que habría de nacer la Ciudad de Dios, que el Señor nos dirá en profecía: “

Yo he pactado una Alianza con ustedes. Mi brazo sostendrá tu brazo. Ustedes son flechas guardadas en mi aljabe para el día de la Ira

Y en pleno 2005 nos sigue diciendo:

Mientras afuera hay malas noticias, aquí hay buenas noticias,

mientras afuera hay tristezas, aquí hay alegrías,

mientras afuera hay hambre, aquí hay abundancia,

mientras afuera hay desánimo, aquí hay esperanzas

y te aseguro que eso es porque yo hice una alianza contigo y Yo me ocupo de tus cosas.

Pero también me prometiste que te ibas a ocupar de las mías y por eso hoy te quiero pedir mas que nunca, hoy mas que nunca te quiero pedir que te mantengas unido como un solo hombre, unidos entre ustedes y unidos a mí.

Yo tengo una alianza con ustedes. No es un compromiso; es una alianza que es que Yo siempre estaré con ustedes”

En todas sus Alianzas el Señor da un mandato y unas promesas:

A Abraham le manda dejarlo todo e ir a la tierra que él le indicará.

A sus Discípulos Jesús les pide dejarlo todo para seguirlo y con nosotros ha querido hacer un pueblo de discípulos y nos exige estar dispuestos a dejarlo todo por su causa.

A Moisés le da un Decálogo.

A sus Discípulos el Señor les da El mandamiento Nuevo:

Juan13: 34-35

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros.»

Y a nosotros nos pide vivir ese amor a los hermanos en la forma de un compromiso total que abarca todas las áreas de nuestra vida.

Y después de darles el Mandamiento nuevo les hace unas promesas. Juan 19:16- 17

Yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce. Pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros.

Nadie puede ingresar a la Ciudad de Dios sin haber sido bautizado en el Espíritu. A Abran le dio un nombre nuevo: Abraham. A muchos de nosotros nos lo ha dado también. En cada una de las Alianzas se selló el pacto con sangre. El Señor quiso que el día de clausura de nuestro primer retiro nos selláramos todos en la frente con la sangre del Cordero. Moisés levantó una estela como memorial de la Alianza.

Jesucristo dejó como Memorial la Eucaristía. Cada vez que nosotros celebramos una Eucaristía, de una forma misteriosa pero real lo más importante que ocurre es que Dios renueva el pacto de la Alianza que estableció con toda la humanidad.

Quizás nuestro memorial sean las Siete piedras sobre las que tendría que fundamentarse la Muralla que nos mandaba construir.

Como dije anteriormente no es este el lugar adecuado para una exégesis de la Alianza. Sólo hablo de ciertas cosas que han tocado mi corazón. Solo me falta una cosa Y la explico con este texto

ACEPTACIÓN DE LA ALIANZA

Éxodo 24:6-8

Moisés refirió al pueblo todas las palabras de Yahvé y todas sus normas.

Y todo el pueblo respondió a una voz:

«Cumpliremos todas las palabras que ha dicho Yahveh.»

Tomó Moisés la mitad de la sangre y la echó en vasijas; la otra mitad la derramó sobre el altar.

Tomó después el libro de la Alianza y lo leyó ante el pueblo, que respondió:

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

Entonces tomó Moisés la sangre, roció con ella al pueblo y dijo:

«Esta es la sangre de la Alianza que Yahveh ha hecho con vosotros, según todas estas palabras.»

Este año hemos escogido como lema de Aniversario este texto:

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

La Ciudad de Dios ha creído siempre en la realidad de la Alianza de Dios con nosotros y más de una vez la hemos reclamado en Fe. Pero nunca, reunidos como pueblo, hemos aceptado esa Alianza.

Es por eso que hoy. conscientes del Mandamiento Nuevo que nos impone el Señor y que nos hemos prometido mutuamente como hermanos;

Conscientes de las promesas que se centran en el Espíritu Santo, este pueblo que nace del Espíritu y al que no se puede ingresar o pertenecer sin haber sido bautizado en El como en un Pentecostés personal, queremos dar hoy la misma respuesta que dio el Pueblo de Israel a los mandatos y a las promesas del Señor:

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

Lo vamos a hacer ahora mismo en oración, pero antes de eso quiero pedir también al Sector de los Vencedores:

A los que un día estuvieron a nuestro lado en la misión y nos entregaron parte de sus vidas, y a todos y cada uno de nuestros hermanos y hermanas alrededor del mundo entero que hoy forman parte de la Iglesia Triunfante y que están de nuestro lado en la batalla.

Que se unan a nosotros como testigos y como intercesores para que el Señor nos de la capacidad de ser fieles a esa Alianza que el Señor ya hizo con nosotros.

ACEPTACIÓN DE LA ALIANZA

Ahora vamos a aceptar juntos y a una sola vos la Alianza que el Señor ha pactado con nosotros.

1 Pedro 2:9-10.

Ustedes son linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido, para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz, admirable.

Ustedes vosotros que en un tiempo no eran pueblo y que ahora son el Pueblo de Dios, de los que antes no se tuvo compasión, pero ahora son compadecidos.

-La asamblea de pies contestó a cada una de las citas:-

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

Deuteronomio 7::6

Porque tú eres un pueblo consagrado a Yahveh tu Dios; él te ha elegido a ti para que seas el pueblo de su propiedad personal entre todos los pueblos que hay sobre la haz de la tierra.

No porque seáis el más numeroso de todos los pueblos se ha prendado Yahveh de vosotros y os ha elegido, pues sois el menos numeroso de todos los pueblos; sino por el amor que os tiene....

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

Y de la Alianza del Señor con Moisés:

Ex. 19:5

Ahora, pues, si de veras escucháis mi voz y guardáis mi alianza, vosotros seréis mi propiedad personal entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. " Estas son las palabras que has de decir a los hijos de Israel.»

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

Yo he pactado una Alianza con ustedes. Mi brazo sostendrá tu brazo. Ustedes son flechas guardadas en mi aljabe para el día de la Ira

-Se llamo a un adolescente y con el resto de adolescentes a coro contestaron a la cita:-

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

¡Mi Alianza es con vos, con los tuyos y con tu descendencia!

-Se llamo a un niño y con el resto de niños presentes contestaron a la cita:-

«Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.»

¡Gloria al Padre en Jesucristo por el Espíritu Santo por los siglos de los siglos Amen!.